NA (Narcóticos Anónimos), surgió del programa de AA (Alcohólicos Anónimos), a finales de los años cuarenta, realizando sus primeras reuniones en Los Ángeles, California, USA, a principios de los cincuenta. El programa de NA, empezó como un pequeño movimiento que se ha convertido hoy en día en una de las organizaciones de este tipo más antiguas y grandes del mundo. En sus inicios, NA creció muy lentamente extendiéndose de Los Ángeles, USA, a otras ciudades principales de Norteamérica, tanto de USA como Canadá y también de Oceanía, en los inicios de los setenta. Al pasar el tiempo, se han formado grupos y reuniones de NA, en Centroamérica, Suramérica, Europa, Asía y África.

En 1983, Narcóticos Anónimos, publicó su primer libro grande, que lleva por título el mismo nombre de la asociación: Narcóticos Anónimos, y que es mejor conocido como el Texto Básico de NA, lo que contribuyó a nuestro enorme crecimiento y desarrollo. En 1984, NA, funcionaba, en más de 30 países y contaba con un aproximado de 3.500 reuniones semanales.

Hoy en día, Narcóticos Anónimos, ya está establecido en los 5 continentes del mundo: América, Europa, Asía, África y Oceanía. Los grupos de NA, recién formados y las comunidades de NA nacientes, se extienden cada vez más. En la actualidad, la organización es una confraternidad auténticamente mundial, con alrededor de 35.000 grupos, 10.000 reuniones diarias y 70.000 semanales, en más de 150 países. Los libros y folletos informativos de Narcóticos Anónimos, se encuentran disponibles en un aproximado de 70 idiomas y hay traducciones en curso de 20 lenguajes más.

NA es una confraternidad o asociación sin ánimo de lucro compuesta por hombres y mujeres para quienes las drogas se habían convertido en un problema muy grave. Somos adictos en recuperación y nos reunimos con regularidad para ayudarnos a permanecer “limpios”.

 Este es un programa de abstinencia completa de todo tipo de drogas. Sólo hay un requisito para ser miembro: el deseo de dejar de consumir. Sugerimos que mantengas una mente abierta para poder aprovechar esta oportunidad.

 Nuestro programa consiste en una serie de principios escritos de forma sencilla a fin de poder seguirlos diariamente. Lo más importante es que ¡funcionan!

 En NA no te verás obligado a nada. No estamos afiliados a ninguna otra organización, no tenemos cuotas de inscripción ni se pagan honorarios, no obligamos a nadie a que firme ningún documento ni a que haga promesa alguna. No estamos asociados a ningún grupo político, religioso ni policial, y no estamos sometidos a la vigilancia de nadie.

Cualquier persona puede unirse a nosotros sin que importe su edad, raza, identidad sexual, credo, religión ni la falta de esta última. No nos interesa saber qué droga consumías ni qué cantidad, con quién te relacionabas, qué has hecho en el pasado, lo mucho o lo poco que tienes, sólo queremos saber qué quieres hacer con tu problema y cómo podemos ayudarte.

 

 El recién llegado es la persona más importante en nuestras reuniones, porque sólo podemos conservar lo que tenemos en la medida en que lo compartimos con otras personas. Nuestra experiencia colectiva nos ha enseñado que las personas que asisten a nuestras reuniones con regularidad se mantienen limpias.