previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider

NA (Narcóticos Anónimos), surgió del programa de AA (Alcohólicos Anónimos), a finales de los años cuarenta, realizando sus primeras reuniones en Los Ángeles, California, USA, a principios de los cincuenta. El programa de NA, empezó como un pequeño movimiento que se ha convertido hoy en día en una de las organizaciones de este tipo más antiguas y grandes del mundo. En sus inicios, NA creció muy lentamente extendiéndose de Los Ángeles, USA, a otras ciudades principales de Norteamérica, tanto de USA como Canadá y también de Oceanía, en los inicios de los setenta. Al pasar el tiempo, se han formado grupos y reuniones de NA, en Centroamérica, Suramérica, Europa, Asía y África.

En 1983, Narcóticos Anónimos, publicó su primer libro grande, que lleva por título el mismo nombre de la asociación: Narcóticos Anónimos, y que es mejor conocido como el Texto Básico de NA, lo que contribuyó a nuestro enorme crecimiento y desarrollo. En 1984, NA, funcionaba, en más de 30 países y contaba con un aproximado de 3.500 reuniones semanales.

Hoy en día, Narcóticos Anónimos, ya está establecido en los 5 continentes del mundo: América, Europa, Asía, África y Oceanía. Los grupos de NA, recién formados y las comunidades de NA nacientes, se extienden cada vez más. En la actualidad, la organización es una confraternidad auténticamente mundial, con alrededor de 35.000 grupos, 10.000 reuniones diarias y 70.000 semanales, en más de 150 países. Los libros y folletos informativos de Narcóticos Anónimos, se encuentran disponibles en un aproximado de 70 idiomas y hay traducciones en curso de 20 lenguajes más.

El servicio fundamental que brinda Narcóticos Anónimos, son las reuniones de recuperación de los grupos de nuestra confraternidad de NA. Cada grupo funciona sobre la base de unos principios comunes de toda la asociación, tal como están expuestos en nuestra literatura de NA. La mayoría de los grupos alquilan un lugar para realizar sus reuniones diarias o semanales en locales de organizaciones públicas o privadas, ya sean cívicas, educativas o religiosas.



Algunos miembros dirigen las reuniones de NA, mientras los otros intervienen por turnos para hablar sobre sus experiencias, en cuanto a su proceso de la recuperación de la adicción a las drogas. Los miembros de los grupos, también, comparten cada una de las actividades relacionadas con la organización de sus reuniones. En los países en los que la confraternidad de NA es un fenómeno relativamente nuevo y emergente, el grupo es el único nivel de servicio, que existe en dicha comunidad.

En sitios en los cuales varios grupos han tenido la oportunidad de establecerse, crecer y desarrollarse, cada grupo elige a sus representantes para conformar un comité de servicio local. Estos comités, suelen ofrecer diferentes tipos de servicios. Algunos de ellos, son: